50 años de la Ramblada Grossa

Zucaina, 23 de Octubre de 2017

Hoy se cumplen 50 años de la Ramblada de Santa Ana del 23 de Octubre de 1967 que produjo muchos daños en la Ermita y la destrucción de un arco al lado de la Fuente de Santa Ana.

El 23 de Octubre de 1967 por la mañana tuvo lugar una violenta tormenta de agua y granizo que afectó a todo el término de Zucaina y que dejó más de 170 litros en una hora y media en la Villa de Zucaina, entre las ocho y las once de la mañana. El pluviómetro que había instalado entonces en el patio de la Casa Abadía se desbordó, con lo cual la precipitación de esa tormenta podría haber sido superior a los 200 litros. Muy probablemente en la cabecera de la Rambla de Santa Ana cayeran entre 200 y 250 litros, que provocaron una violenta crecida de la Rambla, llevándose todo lo que había por delante: ribazos (paredes de piedra de los bancales), bancales enteros, el arco de la Fuente de Santa Ana, árboles arrancados de cuajo, etc... En Ludiente, donde la Rambla de Santa Ana se une al Río Villahermosa, la violenta crecida se llevó por delante todos los bancales que había en sus orillas. Todos los barrancos del término de Zucaina se desbordaron, siendo muy fuerte la crecida de los Barrancos de la Pedriza, del Pron y de la Ortella, El Barranquet y la Rasa del Comellar, provocando también la destrucción de numerosos bancales y de sus paredes. Las calles del pueblo se convirtieron en pequeños ríos de agua con una altura de un palmo y la visibilidad se redujo a unos pocos metros en el momento de máxima intensidad.

El nivel de las aguas de la Rambla de Santa Ana alcanzó una altura aproximada de unos 5 metros y medio cauce abajo del Plano Herrera, donde la Rambla presenta un tramo muy estrecho entre dos montes, y 4,25 m en la Ermita de Santa Ana (medición desde la base de la pasarela de piedra que cruza la Rambla enfrente de la Fuente de Santa Ana). Esta medición es exacta, gracias a una marca de la inundación que hay en los porches y que pintó el antiguo médico del pueblo, Don Fernando Salvador Montolío.

Las fuertes tormentas no se restringieron sólo al término de Zucaina, sino que afectaron a todo el interior de la provincia de Castelló, la zona de Gúdar y Javalambre en la provincia de Teruel, así como la zona interior norte de València. Así tenemos que en Morella cayeron 180 litros, Viver 168 litros, Rubielos de Mora 106 litros, Nogueruelas 105 litros y Sant Joan de Penyagolosa 101 litros. Tanta agua en tan poco tiempo y en una extensa zona (ver mapa superior de la derecha) provocaron que el Río Mijares también tuviera una fuerte crecida y se desbordara en muchos puntos, llevándose la fuerza de las aguas un puente en Ribesalbes, trozos de la carretera de Montanejos a Cirat, así como bancales arrasados en Arañuel, Cirat, Toga y Espadilla.

La Ramblada de 1967 ha sido uno de los episodios de lluvia torrencial más violentos que han habido en Zucaina por lo menos desde finales del siglo XVIII, cuando se construyó la actual Ermita de Santa Ana. Esta ramblada no es la única que ha habido en Santa Ana, aunque la de ese año es sin duda la más grave de todas las que se tiene constancia que ha habido durante el siglo XX. Se produjeron avenidas importantes el 15 de Octubre de 1922 con un nivel de las aguas de 3,85 m sobre el lecho de la Rambla; el 19 de Noviembre de 1945 con la Rambla muy crecida y a punto de sobrepasar el muro lateral; el 23-24 de Octubre de 2000 con la Rambla muy crecida y desbordada a la altura de la pasarela de piedra y más recientemente el 2 de Noviembre de 2015, con la Rambla desbordada e inundando toda la zona de parrillas y la parte baja de la Placeta de la Ermita.

Es bueno recordar este tipo de eventos extremos acaecidos en el pasado para estar en alerta de cara al futuro y poder así desarrollar nuestras actividades con el mínimo riesgo para las personas y sus bienes. No está de menos recordar que no es aconsejable, por ejemplo, acampar o edificar cerca de barrancos, torrentes, arroyos, ramblas o rieras. La crecida del nivel de las aguas en este tipo de cursos fluviales puede suceder en muy poco tiempo y además pueden producirse sin la necesidad de que esté lloviendo en el mismo sitio donde uno se encuentre.

Para más información sobre la Ramblada de 1967 consulten el artículo (enlace) que se escribió en ocasión del 40 aniversario de la Ramblada en el nº 16 del Borrazón del mes de Septiembre de 2007, la revista trimestral de la A.V. Zucaina de Par en Par. - Toni Barrera Escoda

Ver noticias relacionadas:

Mapa de la precipitación recogida el 23 de Octubre de 1967 (Fuente: AEMET)

Imagen del arco de la Fuente de Santa Ana destrozado por la Ramblada del 23 de Octubre de 1967

Mapa de los daños producidos por la Ramblada y la intensa tormenta del 23 de Octubre de 1967

Volver a noticias de la Villa de Zucaina